Lenovo Yoga Book

Lenovo es una de esas marcas de las que hace varios años no se conocía ni la existencia de ellas, pero gracias a productos que batían récords en cuanto a relación calidad-precio se refiere, ha ido emergiendo de tal manera que ahora puede considerarse una de las mejores firmas fabricante de tablets en el mundo.

Ya nos lo han demostrado en más de una ocasión, Lenovo está evolucionando y adaptándose cada vez mejor a las necesidades de sus usuarios. Esta vez te traemos la Lenovo Yoga Book, una tablet que puede llegar a tener muchos usos, pero especialmente útil a la hora de estudiar y demás tareas rutinarias. Pese a que salió el año pasado, esta tablet es increíble y fue nominada a ser el mejor producto de la IFA 2016.

[amazon box=”B01MYMRTA1″]

A continuación, te daremos todos los detalles y características de la Lenovo Yoga Book para que seas tú mismo el que juzgue si de verdad puede merecerte este producto la pena como opción de compra a la hora de buscar una tablet que cumpla lo que le pidamos.

Hardware

Sin lugar a dudas, este es el apartado más importante de cualquier aparato electrónico, desde los smartphones, pasando por las tablets y llegando a los ordenadores gaming. De los factores que encontremos en este campo dependerán muchas otras cosas sobre la tablet, fundamentalmente el rendimiento de ésta por lo que su importancia es clara.

La pantalla

Las dimensiones que encontramos en la pantalla de esta tablet son bastante estándar, pero para la clase alta, es decir, es lo que encontramos en las categorías superiores de este tipo de productos básicamente, 10,1 pulgadas, un tamaño más que suficiente para poder desempeñar todas las tareas que deseemos sin nada que preocuparnos por este apartado. La resolución de ésta es 1920×1200, lo que se traduce a 225 pixeles por pulgada, algo bastante bueno desde el punto de vista del usuario.

Capacidad

Aquí lo normal es ver mínimo 16 GB de capacidad en una tablet de gama media, en este caso la Lenovo Yoga Book cuenta con 64 GB de almacenamiento, aunque al igual que en muchos productos de estas características, ésta es ampliable a través de microSD hasta 128 GB, una memoria más que suficiente para guardar todo lo que necesitemos sin tener que importar archivos frecuentemente.

Procesador

En este apartado, el cual es el más importante dentro de cualquier producto electrónico, encontramos un componente que normalmente encontraríamos en un ordenador: un procesador Intel Atom X5-z8850 a 2,4Ghz, algo que es realmente raro ver en una tablet ya que éstas piden menos recursos que un equipo convencional, por lo que, en resumidas cuentas, ofrece buen rendimiento gracias a esta CPU.

Memoria RAM

Aquí encontramos lo normal, al igual que en las pulgadas de la pantalla, en las gamas altas de las tablets, o en este caso una convertible, 4 GB, al igual que el nuevo iPad Pro de Apple. Gracias a esta memoria RAM podremos tener varias aplicaciones abiertas de manera simultánea sin temor ninguno a que la fluidez se vea empeorada o que el rendimiento empiece a dar problemas de velocidad.

La cámara

A diferencia que en un smartphone, a la hora de buscar una tablet o convertible para comprar, lo que menos miramos, o al menos deberíamos, es la cámara ya que este apartado pasa a segundo plano en un producto de estas características, aunque a algunos les interesa por el tema de las videollamadas y demás tareas que necesiten un hardware algo mejor que la media en este campo.

En la Lenovo Yoga Book encontramos en la cámara delantera de 2MP y otros 8 MP en la trasera, esto se traduce a que en lo que a cámara respecta, este producto de Lenovo rinde bastante bien, siempre y cuando tengamos en cuenta que no está diseñada para esta tarea.

Batería

Aquí encontramos uno de los mayores puntos a favor de esta tablet, tal vez tenga algo que ver con el hecho de que está pensada para que su uso principal sea el escolar, por lo que tiene que disponer de gran autonomía para que se le pueda sacar el máximo partido. La Lenovo Yoga Book nos ofrece unos muy importantes 8500 mAh los cuales nos darán 13 horas, en teoría, de vida útil sin necesidad de cargar la tablet.

Software

Al ser un producto del año pasado tal y como hemos mencionado antes, es de suponer que venga de fábrica con Android 6.0.1, aunque ya se puede actualizar a Android 7 sin ningún tipo de problema ya que su potente apartado hardware lo permite.

El precio

Hay dos versiones, la que posee Android, la cual se sitúa alrededor de unos 499 euros, pero también está la que hace uso de Windows 10, al ser un sistema operativo más potente y con mayores posibilidades, el precio tan aumenta hasta los 599 euros, por lo que en relación calidad-precio es bastante decente.

[amazon box=”B01MYMRTA1″]

Alcatel Pixi 3

Alcatel Pixi 3

VIVO X9 Plus

VIVO X9 Plus – Review