Samsung Galaxy C9 Pro – Review

Samsung Galaxy C9 Pro
Samsung Galaxy C9 Pro

Después de los problemas que le ha traído el Galaxy Note 7 a Samsung, no tanto económicos sino de imagen, la cual parece que se ha visto gravemente afecta y muchas de las empresas que más competencia tienen con Samsung han aprovechado el momento para promocionar sus dispositivos más recientes y nuevos. Pero aun así, desde Samsung no quieren perder la oportunidad de dejar ir a más clientes y han presentado el nuevo Galaxy C9 Pro, un modelo de grandes dimensiones, con buenas prestaciones y dispuesto a recuperar parte del terreno perdido por los problemas con su último Note que aunque tenía mejores prestaciones, que este nuevo C9, ya no está disponible en el mercado.

Siguen con Qualcomm

Uno de los mayores aliados de Samsung desde hace años ha sido su principal distribuidor de procesadores, Qualcomm, que parecía que empezaba a prescindir de sus servicios pero al final ha sido el encargado de incorporar en este nuevo Galaxy C9 Pro el Snapdragon 653, formado por un Octa-core que consta de dos Quad-core uno a 1.95 GHz y otro a 1.4 GHz que vienen de la mano de una GPU Adreno 510. En cuanto a la memoria RAM parece que Samsung vuelve al juego de los números e incorpora a este nuevo dispositivo 6 GB de RAM y tiene una sola configuración de almacenamiento interno de 64 GB que se pueden ampliar mediante una tarjeta microSD de hasta 256 GB.

La pantalla se queda en un Full HD nada reprochable

La pantalla de este nuevo dispositivo es uno de sus principales atributos y uno de los elementos que acapara mayor importancia en el dispositivo. Se trata de una pantalla Super AMOLED de 6 pulgadas con resolución Full HD a 1920 x 1080 píxeles que le aporta una densidad de 367 píxeles por pulgada. Tiene una relación cuerpo-pantalla de un 75.5 %, un dato bastante alto comparado con sus principales competidores pero que no llega al 78 % del Note 7, porque aunque este nuevo dispositivo no dispone de la pantalla curvada, como pasaba con el “phablet” más famoso de Samsung, en este C9 Pro han ajustado al máximo los bordes laterales hasta el punto de casi eliminarlos.

Una cámara para sacarle partido

Algo que siempre intenta mejorar Samsung en todos sus nuevos dispositivos es la cámara, de la que siempre intenta alardear y sacar el máximo partido. En este nuevo C9 Pro en la parte trasera se encuentra un sensor de 16 MP con una apertura focal f/1.9 y autoenfoque por detección por fase, que se ha convertido en la tecnología de enfoque más usada en los últimos dispositivos presentados por la firma y sus competidores. También dispone de un flash dual-LED de doble tono que ajusta mejor los tonos de los colores en su uso. Se ha echado de menos la posibilidad de poder grabar en 4K ya que este dispositivo únicamente graba en Full HD a 1080p a 30 fps. En cambio en la parte delantera han llegado a igualar a la cámara principal con un sensor de 16 MP y una apertura f/1.9 que también es capaz de grabar en Full HD a 1080p.

Con batería para aguantar el día

En el terreno de la batería es uno de los más difíciles para muchas de las firmas tecnológicas que se esfuerzan para poder almacenar el máximo de mAh en el mínimo espacio posible y que en el momento en que no se puede reducir más intentan optimizar al máximo su uso y minimizar el tiempo de carga. En este nuevo Galaxy han sido capaces de almacenar una batería de 4000 mAh que como viene siendo habitual no se puede extraer, pero que garantiza un buen uso durante todo un día. Este dispositivo además dispone de la tecnología “Fast Battery Charging” que permite cargar el smartphone en un tiempo menor del usual, haciendo uso, además del nuevo conector estandarizado, el USB Type C, reversible y digital.

Con la anterior versión de software

El sistema operativo que suele venir de la mano de Samsung en inmensa la mayoría de dispositivos, sobretodo los más vendidos y exitosos, es el distribuido por Google, Android. Y aunque ya se haya presentado la séptima versión de éste, conocida popularmente como Nougat, en el nuevo Galaxy C9 Pro, viene la sexta versión, llamada Marshmallow. Esto puede ser a causa, principalmente, de que desde Samsung todavía no tengan disponible esta nueva versión para sus teléfonos móviles, ya que necesitan elaborar su propia capa de personalización y añadir o modificar ciertas funcionalidades del sistema, que aunque recientemente se van reduciendo siempre acaban haciendo algún tipo de retoque.

Diseño en aluminio

Por lo que se refiere al aspecto exterior del dispositivo, una de las primeras cosas que llama la atención es que, como se ha mencionado anteriormente, no dispone de pantalla curvada por los laterales, una característica muy exclusiva de ciertos modelos Edge de Samsung, pero los surcoreanos han conseguido minimizar de forma notable los bordes de la pantalla. La parte trasera es de diseño unibody de aluminio y dispone de las típicas y ya conocidas bandas para dejar paso a las señales de las antenas. Tiene unas dimensiones de 162.9 x 80.7 x 6.9 mm, por lo que se han esforzado notablemente en la delgadez del smartphone, pesa 189 gramos y está disponible en tan solo dos colores oro y oro rosa.

Intentando dejar atrás el pasado

Después del aluvión de críticas recibidas con Samsung por los graves problemas del Galaxy Note 7, desde la firma con sede en Seúl parece que vienen con ganas de recuperar su sitio y aprte de su reputación con un dispositivo, el nuevo Galaxy C9 Pro, dispuesto a competir por los mejores puestos de la gama media, porque aunque se han echado de menos algunas características de clase superior, viene con 64 GB de almacenamiento y 6 GB de RAM, una buena cámara, el nuevo conector USB Type C y el ya imprescindible lector de huellas dactilares en el botón central de la parte delantera inferior.

Sony Xperia XZ

Sony Xperia XZ – Review

Samsung Galaxy J7 (2016)

Samsung Galaxy J7 (2016) – Review