Samsung Galaxy Tab A 10.1 (2016) – Review

Todos conocemos a la marca surcoreana Samsung la cual es dueña del 25% de todos los smartphone que hay en el mundo a día de hoy, pero parece ser que el territorio de los teléfonos móviles no es su único dominio ya que últimamente están bastante cerca de alcanzar al iPad en ventas dentro del apartado de las tablets, claro está que un producto de Samsung tendrá un precio muy inferior en comparación al de Apple, pero también debemos tener en cuenta que la diferencia en calidad y rendimiento en ocasiones no se puede siquiera apreciar, lo que sin duda le deja siempre siempre un lugar reservado a la marca dentro de las mejores tablets disponibles en el mercado.

Hoy venimos a presentarte un ejemplo de lo que te acabamos de contar, se llama Samsung Galaxy Tab A 10.1 (2016), una tablet de la firma asiática la cual tiene 10,1 pulgadas tal como su nombre índica. Es cierto que la empresa coreana está cada vez más cerca de ser líder en otro campo dentro de la industria de la electrónica, pero, ¿realmente merece la pena este nuevo producto? Sigue leyendo para averiguar la respuesta a esta pregunta.

Hardware: Decente, pero sin sorpresas

Sinceramente Samsung ha hecho un muy buen trabajo en el aspecto técnico del dispositivo, es cierto que podría haber sido más potente, pero a día de hoy no hay software que le de uso a algo más potente con esto, es decir, con esta tablet tendremos más que suficiente para poder llevar a cabo todas las tareas o necesidades que tengamos en el día a día. A continuación, te dejamos las especificaciones de una manera más detallada:

La pantalla

Lo que más miramos o deberíamos tener en cuenta sobre el apartado de hardware es sin lugar a dudas la nitidez de la imagen y la calidad de vídeo que la pantalla ofrece, en esta ocasión podemos decir que, aunque Samsung no haya utilizado la tecnología AMOLED aquí, la experiencia desde el punto de vista del cliente es realmente buena, esto se debe gracias a la resolución 1.920 x 1.200 que ofrece. Tampoco podemos dejar de lado el gran tamaño del producto en sí dado que la tablet tiene 10,1 pulgadas así que podemos decir que no es pequeña precisamente.

La capacidad

Si tuviésemos que recalcar algún punto débil dentro de esta tablet sería sin lugar a dudas la capacidad dado que está limitado a 16 GB, pero también podemos aumentar la memoria con tarjetas microSD tal y como haríamos en nuestro smartphone y esto no supondrá un problema debido al bajo precio que tienen estas tarjetas a día de hoy.

Procesador

Siempre se ha dicho que si comparásemos el apartado de hardware al cuerpo humano el procesador sería el cerebro sin duda, por lo cual hace a este componente uno de los más, sino el que más, importante dentro de muchos productos. En esta ocasión no nos hemos llevado una decepción por parte de Samsung, esto se debe a la CPU que éste lleva: Samsung Exynos 7870. Este joven microprocesador parece estar siendo todo un éxito en la industria de las tablets ya que puede competir con gamas superiores a la suya y no quedar en ridículo, sus 8 núcleos te harán volar a la hora de usar este ordenador en miniatura.

Memoria RAM

La memoria RAM es algo cable a la hora de abrir o tener varios procesos abiertos al mismo tiempo. Hace poco veíamos como el nuevo iPad presumía de tener 4 GB de RAM, algo que realmente para una tablet es algo excesivo ya que el Samsung Galaxy Tab A 10.1 (2016) podrá hacer todo lo que le pidas con sus 2 GB de LPDDR3. Es posible que en algunas ocasiones le cueste procesar alguna información, pero la mayoría del tiempo funcionará sin problemas.

La cámara

Este sería un apartado al cual tendríamos más en cuenta si fuese un smartphone, pero claro está que la cámara es un detalle muy importante que nos puede inclinar o alejar de un producto a la hora de comprarlo. Por desgracia este es uno de los detalles en los que la tablet de Samsung sale perdiendo frente a la competencia ya que su cámara trasera, la cual suele ser la que mayor resolución ofrece, solo nos puede otorgar 8 megapíxeles, de esta manera solo podemos esperar algo peor de la frontal la cual nos deja hacer uso de sus 2 megapíxeles.

Batería

Como bien sabemos, Samsung tiene fama de tener una de las baterías más potentes y duraderas del mercado en sus dispositivos, parece ser que esta vez no es una excepción ya que esta tablet cuenta con una autonomía de 7.300 mAh la cual nos permitirá hacer uso de ella durante horas y horas sin necesidad de tocar el cargador.

Software: podría ser mejor, pero no está mal

Dentro del software encontramos el sistema operativo que más éxito tuvo en su lanzamiento: Android 6.0 Marshmallow. Esta versión sigue siendo utilizada hoy en día en smartphones recién salidos al mercado de gama media, pero la diferencia entre éste y su hermano mayor no es tan grande como parece. No podemos pedirle más a la Samsung Galaxy Tab A 10.1 (2016), pero está claro que con este software funcionará sin problema.

El precio

Si miramos a la competencia que tiene la firma coreana veremos que productos similares con estas características no bajan de 350 o tal vez 400 euros, pero la Samsung Galaxy Tab A 10.1 (2016) se mantiene firme con su bajo coste de 279 euros, siendo de esta manera una de las tablets con mejor relación calidad precio que podamos encontrar en el mercado actual.

iPhone 7

iPhone 7 – Review

Huawei Honor Note 8

Huawei Honor Note 8 – Review