VIVO Xplay 6 – Review

Una de las compañías que pueden sonar a pocos pero que tienen una estrategia clara de dejar huella y entrar en el mercado de los smartphones con fuerza es Vivo, un fabricante chino que se caracteriza por ofrecer una amplia gama de productos algunos de ellos con características técnicas muy buenas y con valores muy altos dispuestos a desbancar a algunas compañías de las gamas más altas, pero sin hacerlo con la estrategia más conocida entre las compañías asiáticas, la guerra de los precios, porque sus dispositivos tienen un precio semejante a los de sus competidores, desde Vivo se centran en confiar en su producto y esperar que los demás hagan lo mismo. Uno de los ejemplos es el nuevo Xplay 6 que han presentado para este 2017 y parece que no defraudará.

[amazon box=”B07BHBH9KV”]

Enorme RAM

El distribuidor de chips en el que ha confiado Vivo en esta ocasión, como ya lo hizo en el pasado, ha sido Qualcomm, uno de los más reconocidos a nivel mundial. El procesador de este Xplay 6 es un Snapdragon 820, un Quad-core formado por dos Dual-core, uno a 2.15 GHz y otro a 1.6 GHz que viene complementados por una GPU Adreno 530. En lo que se refiere a almacenamiento interno y memoria RAM este dispositivo viene en una única configuración que asegura no dejar a nadie en la estacada, con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno, que no se pueden ampliar mediante ninguna tarjeta microSD puesto que no tiene ranura para la misma.

Pantalla de grandes dimensiones y gran resolución

La pantalla de este dispositivo es uno de sus principales atractivos y con ella ha emulado en cierta forma a Samsung al hacer uso de una pantalla Super AMOLED con los bordes laterales curvados. Se trata de una pantalla de 5.46 pulgadas en diagonal con una resolución UHD a 2560 x 1440 píxeles que le aportan una densidad de 538 píxeles por pulgada. La relación cuerpo-pantalla de ésta es de un 72.6 %, un dato no demasiado elevado teniendo en cuenta que los bordes laterales son inexistentes a causa de tener la pantalla curvada.

Con cámara dual

En uno de los aspectos del teléfono en el que han puesto más atención es en la cámara, que viene dispuesta a marcar la diferencia y a ofrecer una muy buena experiencia al usuario. En la parte trasera se encuentra una cámara dual, con un sensor de 12 MP y otro de 5 MP con una gran apertura de foco f/1.7. Éstos sensores tienen estabilización óptica de imagen (OIS) en cuatro ejes, autoenfoque por detección por fase y un flash dual-LED de doble tono para conseguir colores que se ajusten más a la realidad con su uso. Además es capaz de grabar en 4K a 2160p a 30 fps y en Full HD a 1080p a 30 fps. En la parte delantera han incorporado un sensor con más megapíxeles que la cámara trasera misma, exactamente 16 MP y una apertura f/2.0 para garantizar selfies con una buena resolución a parte de poder grabar también en Full HD a 1080p.

Batería que parece no acabar

Uno de los puntos más fuertes de este dispositivo es su gran batería, que le asegura un buen rendimiento durante un día entero como mínimo, algo fundamental actualmente. Se trata de una batería que no se puede extraer y que tiene 4080 mAh. A este dispositivo también le han incorporado la tecnología “Fast Battery Charging” que va a permitir cargar el dispositivo en un tiempo menor al usual. Uno de los posibles puntos a criticar en este apartado sería el conector, que en vez de renovarse y apostar por el nuevo estándar, el USB Type-C, desde Vivo se han quedado con el microUBS 2.0, que viene usándose desde hace ya unos cuantos años.

Quedándose atrás en el sistema operativo

El sistema operativo con el que vienen los dispositivos del fabricante chino Vivo es Android, pero como ya ha pasado con otros modelos presentados recientemente, este nuevo Xplay 6 no llega con la versión más reciente, conocida como Nougat de serie, sino que viene con la anterior versión, la sexta, llamada Marshmallow. A esta versión le han añadido una capa de personalización típica en el fabricante, la Funtouch OS 3.0 que aunque se deja algunas funcionalidades por el camino y el aspecto no es del todo parecido a la versión más pura, cada vez se acerca más.

Con un cierto parecido…

Cuando se trata de aspecto exterior, los dispositivos de Vivo suelen tener un claro parecido a alguna de las marcas más populares del mercado y en este caso, con el Xplay 6, se ve un claro parecido a los nuevos dispositivos Apple, el iPhone 7 y 7 Plus con la parte trasera siendo un cuerpo unibody en aluminio con las típicas bandas de plástico para las antenas, que también se han situado en el borde superior e inferior como pasó en los teléfonos de la manzana mordida. Las medidas exactas de este dispositivo son de 153.8 x 73.6 x 8.4 mm, tiene un peso de 178 gramos y está disponible en únicamente dos colores, oro y oro rosa.

Preparado para conquistar al público

Con este nuevo terminal, desde Vivo siguen con su estrategia de expansión en los principales mercados del mundo y lo hacen entrando de pleno en la gama más alta para competir con los principales “phablets” del mercado. Los 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno, con la pantalla de alta resolución, la nueva cámara dual, la batería de gran capacidad y el lector de huellas dactilares, son capaces de camuflar algunos de los puntos más oscuros del teléfono como el conector y la versión del sistema operativo que viene de serie y lo convierten en un fuerte competidor en la gama alta que se espera que reviente este 2017, donde los smartphones cada vez luchan más entre ellos.

[amazon box=”B07BHBH9KV”]

VIVO X9

VIVO X9 – Review

Xiaomi Mi 5s

Xiaomi Mi 5s – Review