Xiaomi Redmi Note 3 – Review

Xiaomi Redmi Note 3
Xiaomi Redmi Note 3

Cuando empieza el año también se da el pistoletazo de salida a los nuevos dispositivos móviles, justo después de las vacaciones de Navidad. En este caso hablamos de la presentación de un nuevo “phablet” que viene directo desde una de las empresas chinas que más expansión está teniendo, Xiaomi, que en su país de origen es todo un referente en lo que a tecnología se refiere. Este mes de febrero se puso a la venta el nuevo dispositivo de esta compañía, el Xiaomi Redmi Note 3 que viene con unas cuantas mejoras con respecto a la edición que salió a la luz sólo unos pocos meses antes, en agosto de 2015.

 

Confiar en Qualcomm

Una de las primeras sorpresas que podemos encontrar en este nuevo smartphone es su procesador. Si en la versión anterior se trataba de un procesador fabricado por Mediatek, esta vez han dado la vuelta y han equipado este nuevo Redmi Note 3 con chips de Qualcomm. Concretamente estamos hablando de un Snapdragon 650 que consta de un Quad-core a 1.4 GHz y un Dual-core a 1.8 GHz complementados por una GPU Adreno 510. El almacenamiento interno y la memoria RAM vienen en dos configuraciones diferentes, una más básica de 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento y otra de 3 GB de RAM y 32 GB de memoria interna que en los dos casos se puede ampliar hasta los 256 GB mediante una tarjeta microSD.

Misma pantalla en menos espacio

La pantalla ha sido uno de los aspectos en los que menos esfuerzo han puesto los de Xiaomi ya que se mantiene con respecto a la del modelo anterior. Se trata de una pantalla IPS LCD de 5.5 pulgadas de resolución Full HD a 1920 x 1080 píxeles que le dan una densidad de 403 píxeles por pulgada. Una mejora que si encontramos en la pantalla se puede ver en la relación cuerpo-pantalla, algo muy importante a tener en cuenta en un teléfono de estas dimensiones ya que el hecho de poder aprovechar al máximo el espacio reduce la envergadura del dispositivo que en este caso mejora casi un 1 % y se sitúa en un 72.4 %.

Mejora que tenía que llegar

La cámara del dispositivo si que ha sufrido ciertos cambios que los usuarios van a apreciar, el primero es que en la parte trasera se ha aumentado de los 13 MP hasta los 16 MP y han mejorado también la apertura focal que es actualmente una f/2.0, de esta manera se mejora notablemente la cantidad de luz que captura la cámara y se mejoran las fotografías y los vídeos cuando hay poca. Se ha introducido también el enfoque por fase, algo que cada vez vemos en más teléfonos y se está convirtiendo en una característica interesante. También dispone de flash dual-LED de dos tonos para que cuando se ponga en uso tenga unos resultados más realistas y es capaz de grabar en Full HD a 1080p a 30 fps. En la parte delantera se mantienen los 5 MP y la misma apertura que en la parte trasera pero se mejora la capacidad de a cámara para grabar en vídeo que aumenta hasta igualar a la trasera.

Tantos mAh tienen su precio

Posiblemente una de las mejoras que más agradezcan los usuarios de este dispositivo es la que ha sufrido la batería del nuevo Xiaomi Redmi Note 3, que aumenta casi 1000 mAh y se posiciona en los 4000 mAh que le aseguran una autonomía mínima de un día completo. Se trata de un aumento importante que ha repercutido un poco en el grosor del teléfono pero que seguro que va a resultar de gran utilidad. Se trata de una batería no extraíble, algo que cada vez vemos más, por lo que el usuario no la podrá sustituir por su propia cuenta.

Versión antigua con esperanzas de renovación

El sistema operativo de este dispositivo no podía ser otro que Android. Xiaomi es una de las grandes aliadas del sistema de Google y en esta ocasión ha equipado el Redmi Note 3 con la versión 5.1.1 o también llamada Lillipop, que llega con la capa de personalización típica en la compañía china, la MIUI en su versión 7.0. Aunque el dispositivo no viene con la versión Marshmallow, la más reciente lanzada por Google (v.6.0) es muy posible que en los próximos meses se lance una actualización para adaptarse a lo más nuevo de este sistema operativo.

Nuevo diseño más elegante

El diseño también ha sufrido ciertos cambios con respecto a la versión anterior que tenía la parte posterior de plástico pero bien colorida. En esta ocasión se han dejado los colores más chillones de lado para dejar paso a una imagen más familiar en el panorama actual de los dispositivos móviles. Se trata del aluminio, este nuevo Redmi Note 3 tiene la parte trasera en aluminio que viene en tres colores diferentes, gris, plata y oro. Las medidas exactas del teléfono son de 150 x 76 x 8.7 mm con un peso de 164 gramos.

No se trata de un Xiaomi más

Con la intrusión de este nuevo “phablet” en el mercado, desde Xiaomi pretenden hacer una apuesta fuerte en los mercados occidentales, donde todavía tienen mucho trabajo que hacer y mucho margen de mejora por delante. Su estrategia es clara, ofrecer buenas características a un precio más reducido que el de sus competidores. Otra de las mejoras introducidas y que cada vez es más indispensables en los smartphones es el lector de huella dactilar, que en este dispositivo se ha situado en la parte trasera, justo debajo de la cámara.

Xioami Redmi Note 4

Xioami Redmi Note 4 – Review

Xiaomi Mi5

Xiaomi Mi5 – Review