Xioami Redmi Note 4 – Review

Cuando parece que muchos usuarios se han acostumbrado a ver como los dispositivos que usan se renuevan año tras año o como mucho a los diez o nueve meses, llega Xiaomi y rompe los esquemas establecidos hasta el momento, presentando el nuevo Redmi Note 4 tan sólo siete meses más tarde que lo hizo con el Redmi Note 3 y apenas seis meses después de su comercialización. Muchos lo atribuyen a una necesidad de la compañía a entrar con más fuerza al mercado americano y al europeo porque aunque domina, con dificultades, el mercado de su país de origen parece que el el mundo occidental todavía les falta rodadura.

[amazon box=”B076VFH465″]

Deca-core de la mano de Mediatek

Si con la versión anterior, los de Xiaomi dejaron de lado a uno de sus principales aliados en el terreno de los procesadores como era Mediatek y pasaron el testigo a Qualcomm, con el nuevo Redmi Note 4 vuelven atrás en el tiempo recuperando los procesadores de la primera. Se trata de un Mediatek MT6797 Helio X20 que consta de un Deca-core a 2.1 GHz, dejando de lado el Hexa-core de la tercera versión, además la GPU que lo acompaña es una Mali-T880 MP4. Si nos fijamos en el almacenamiento interno y la memoria RAM volvemos a tener dos versiones, una “Standard” con los mismos 16 GB de almacenamiento y 2 GB de RAM y una “High” que aumenta hasta los 64 GB de memoria interna y mantiene los 3 GB en la memoria RAM. Igualmente se puede ampliar el almacenamiento interno de las dos versiones con tarjetas microSD de hasta 256 GB.

Misma pantalla que hace unos meses

Posiblemente uno de los puntos en los que podíamos ver una mayor mejora y donde se podía creer que Xiaomi haría un esfuerzo, como es la pantalla del dispositivos, nos encontramos con la decepcionante respuesta de que se mantiene la misma pantalla que en las dos versiones anteriores. Es una pantalla IPS LCD de 5.5 pulgadas con resolución Full HD a 1920 x 1080 píxeles que le dan una densidad de 401 píxeles por pulgada. La relación cuerpo-pantalla tiene una ligera mejora de un 0.3 % llegando a un 72.7 %, una cifra que indica que desde Xiaomi han sabido aprovechar bastante bien el espacio que ofrece el dispositivo para dar la mayor importancia a la pantalla posible.

Llega el “Slow-motion”

La cámara viene con un sorprendente cambio con respecto a la versión presentada en enero, se han reducido los megapíxeles de los 16 MP a los 13 MP y aunque muchos de los usuarios en la actualidad son conscientes de que la cantidad de megapíxeles no lo es todo, es cuanto menos extraño ver como en una versión posterior se reducen. Con todo esto lo que si que se mantiene es la apertura, que sigue siendo de f/2.0 y el enfoque, tratándose de enfoque por fase, uno de los más modernos hasta el momento en dispositivos móviles. Tiene un doble flash LED con dos tonos, el típico blanco pálido y otro más cálido y es capaz de grabar en Full HD a 1080p a 30 fps y introduciendo la tecnología “Slow-motion” es capaz de grabar en HD a 720p a 120 fps. En la parte frontal se mantiene la misma cámara con 5 MP y la misma apertura que en la parte trasera, siendo ésta capaz de grabar también en Full HD a 1080p.

Para aguantar tranquilamente

La autonomía de este dispositivo se verá ligeramente incrementada con respecto a la tercera versión al pasar de 4000 mAh a 4100 mAh, pudiendo aguantar un día entero sin problemas. Se trata de una batería no-extraíble por lo que el usuario no la puede cambiar o reemplazar según su parecer. Además desde Xiaomi mantienen la tecnología “Fast battery charging” que permite cargar el dispositivo de forma más rápida de lo habitual.

Finalmente llega Marshmallow

El sistema operativo que encontramos en este nuevo Xiaomi Redmi Note 4 no es otro que Android y llega en su versión más actualizada, la Marshmallow con su correspondiente capa de personalización la MIUI 8.0, que resulta ser la misma que encontrábamos en el Note 3 pero éste estaba basado en Lollipop, por lo que encontraremos un aspecto muy parecido y similar entre los dos pero con este nuevo podremos disfrutar de muchas de las características que desde Google han introducido y que no tenía la quinta versión de Android.

Bandas por la parte trasera como muchos otros

El aspecto exterior del Note 4 es muy parecido al de su antecesor que contrariamente sí que había modificado su diseño. Con este nuevo dispositivos se conserva la parte posterior en aluminio pero con dos bandas de plástico que recuerdan el diseño de otros terminales y que suelen albergar la salida de las antenas del dispositivo. Las medidas exactas del nuevo Redmi Note 4 son de 151 x 76 x 8.4 mm que lo hacen ligeramente más delgado que su antecesor pero también es más pesado, llegando a los 175 gramos. El dispositivo está disponible en tres colores, plateado, dorado y gris.

Aun más barato que su antecesor

El anuncio de una renovación de gama tan temprana tiene una parte posiblemente negativa, la saturación del propio mercado, por lo que puede que el usuario no sea capaz de asumir tanta renovación en poco tiempo, pero este nuevo Xiaomi viene con un aliciente mayor que sus antecesores y este es el precio que se reduce drásticamente hasta mínimos sorprendentes y todo esto sin renunciar a características como el lector de huellas dactilares, que se encuentra en la parte trasera justo debajo de la cámara y el flash. Por lo que a excepción de esta pequeña ampliación de batería, la modificación del procesador y los cambios en la cámara se puede entrever que se trata prácticamente del mismo terminal que el anterior pero con un precio de salida notablemente menor.

[amazon box=”B076VFH465″]

Xioami Redmi Pro

Xioami Redmi Pro – Review

Xiaomi Redmi Note 3

Xiaomi Redmi Note 3 – Review